You are here

Share page with AddThis

Agua

El agua es imprescindible para la vida y debemos poner todos los medios a nuestro alcance para protegerla y preservar su calidad. Syngenta demuestra día a día su compromiso en este sentido a través de numerosos programas para concienciar, formar y suministrar a los agricultores los medios y conocimientos necesarios para realizar su trabajo de manera responsable con el agua.

SABÍAS QUÉ: Sólo el 2,5% del agua de La Tierra es agua dulce, y de esta solo el 5% está disponible para usos humanos en ríos, lagos y pozos

Los productos fitosanitarios utilizados correctamente, siguiendo las indicaciones de las etiquetas, que son fruto de un exhaustivo trabajo de investigación para evaluar los riesgos para usuarios, consumidores y medio ambiente, y de un riguroso procedimiento regulador que valida este trabajo, no deberían suponer un riesgo para la calidad de las aguas salvo en el caso de que se produjeran accidentes, o fueran utilizados de manera incorrecta.

Sin embargo, recientes estudios realizados en la Unión Europea han demostrado que existe un enorme campo de mejora en la forma en que se utilizan los productos. Equipos de aplicación en mal estado, prácticas inadecuadas durante la preparación de las cubas, la forma en que se gestionan los restos no utilizados de los caldos de tratamiento y las aguas de limpieza de los equipos pulverizadores, la eliminación de los envases vacios, etc.

El seguimiento de unas prácticas agrícolas adecuadas es esencial para disminuir los riesgos de contaminación, que se puede producir de dos formas según su origen:

Contaminación puntual:


Es una contaminación directa producida al entrar en contacto los productos con el agua, y está relacionada con el manejo del producto desde el transporte inicial hasta la eliminación de los restos de tratamiento y eliminación de los envases. Supone entre un 50 y un 70% de la contaminación de aguas superficiales y se puede evitar eficazmente mediante el seguimiento de unas BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS.

Principales operaciones de riesgo de contaminación puntual:

Llenado del depósito.
Equipos obsoletos y en mal estado.
Lavado y vaciado de la máquina.
Mala gestión de los envases vacíos.
Contaminación directa.
Accidentes.

Contaminación difusa:


Contaminación indirecta que se produce normalmente después de la aplicación del producto en campo a través del suelo o el aire. Supone entre un 30 y un 50% de la contaminación de aguas superficiales, y sus causas principales son:

Deriva durante el tratamiento.
Volatilización.
Escorrentía superficial / inundación.
Percolación (movimiento en el suelo).
Contaminación directa.
Drenaje.

 

 

Syngenta ha desarrollado un intenso programa de mejora de las Buenas Prácticas Agrícolas relacionadas con el agua, a través de:

 

  • Programas de formación para agricultores: Charlas y cursos con especial incidencia en las actividades de mayor riesgo durante el manejo del producto y la mejora de las técnicas de aplicación y la calibración de equipos.
  • Desarrollo de tecnologías: como el equipo Heliosec para la gestión de los restos de cubas, o tecnologías de aplicación para mejorar la eficiencia y la calidad medioambiental de los tratamientos.
  • Equipos e instrumentos para un uso correcto de los productos: Caliset para la correcta calibración de los equipos de aplicación, papel hidrosensible para evaluar la uniformidad y calidad del tratamiento, boquillas específicas, etc.
  • Programas Integrales de formación: Operación GRATA con Cooperativas y empresas productoras para proporcionar la formación adecuada a sus socios y empleados y suministrar el equipamiento necesario para la correcta gestión de los productos fitosanitarios.
  • Participación en proyectos divulgativos: como Doñana y Humedales Sostenibles con el fin de disminuir la escorrentía y la erosión en suelos sensibles y favorecer la calidad de las aguas.
  • Iniciativas Europeas: como el proyecto TOPPs con el objetivo de evaluar las fuentes de contaminación y proporcionar una guía práctica de 'buenas prácticas fitosanitarias para una mejor calidad del agua'. Syngenta ha participado intensamente en este proyecto a través de numerosos cursos.
  • Proyectos de Investigación: Proterra fue una iniciativa pionera para evaluar de forma cuantitativa la erosión y escorrentía según diferentes tipos de manejo del suelo en toda Europa. En España ha proporcionado datos durante 8 años y actualmente continúa a través del proyecto Biosuelo integrando mejora de suelo y agua con aumento de la biodiversidad.
  • Apoyo a Asociaciones de Conservación: como la Asociación Española de Agricultura de Conservación (AEAC.SV) de la que es miembro desde sus primeros pasos y que realiza una importante labor de difusión de las técnicas de protección del suelo y del agua.