Usted está aquí

Compartir página con AddThis

Tecnología
Logotipo tecnología Clearfield

Integración de Tecnologías para incrementar el rendimiento de girasol

A principios de los años 2000, Syngenta desarrolla los primeros híbridos de girasol con tolerancia genética a los herbicidas de la familia de las imidazolinonas (IMI). Esta tolerancia genética procede de una mutación natural en girasol silvestre, no siendo por tanto un OGM. Del mismo modo a mitad de la década se registra en España el uso de Imazamox para este tipo de variedades. 

Syngenta fue la primera compañía en desarrollar híbridos con tolerancia genética a imazamox. Un herbicida que aporta un buen control sobre la mayoría de las malas hierbas del cultivo de girasol.

Este sistema nos permite solventar los problemas más importantes del girasol

VENTAJAS:

  • El control de todas las razas de jopo, independiente de la raza que sea.
  • El control eficaz de la mayoría de las malas hierbas, presentes en el cultivo del girasol de secano y regadío.
  • Favorecer el potencial varietal gracias a la eliminacion de la competencia que ejercen las malas hierbas.
  • Poder adelantar la siembra del girasol en Andalucía a finales de enero y febrero, con el consiguiente incremento de la producción y del contenido graso.

Los tres pilares para el control integrado de jopo

Resistencia genética, Control Químico, Buenas prácticas

Dosis de aplicación: 1 l/ha de Listego + 1 l Isabión.
Momento de aplicación: Entre 3 y 6 pares de hojas.

Beneficios de una estrategia integrada

  1. Prevenir la introducción de jopo en campos no infectados.
  2. Evitar la dispersión, evolución y reducir el stock de semilla en los suelos infectados.
  3. Contribuir a limitar la aparición de nuevas razas de jopo.
  4. Integrar el manejo de jopo y malas hierbas.

The unique Clearfield® symbol and Clearfield® are registered trademarks of BASF© 2017 BASF. All Rights Reserved.