You are here

Share page with AddThis

Jopo

Descripción:


El jopo de girasol es el riesgo más importante de este cultivo, ya que puede provocar pérdidas de hasta el 100% de la cosecha. Se trata de una planta parásita, que no tiene clorofila y necesita un huésped, el girasol, del que se alimenta extrayendo agua y nutrientes. El jopo presente en el suelo, germina en condiciones favorables y su radícula penetra en la raíz del girasol. Emite uno o más tallos y florece, produciendo de 30.000 a 50.000 semillas por cada planta de jopo.

Principios básicos agronómicos para el manejo de jopo


 

Prevenir la infección de los campos

  • Profilaxis:
    Usar únicamente semilla certificada.
    Cosechar primero los campos no infectados.
    Limpiar la maquinaria
  • Rotaciones:
    Mantener diversos cultivos en rotación e incluir “Cultivos Trampa” como maíz, algodón y sorgo que produzcan germinación suicida en las semillas de jopo en rotación cuando sea posible.
  • Medidas preventivas:
    Usar soluciones de control en los campos cercanos para evitar el desarrollo del área infectada (resistencia genética, control herbicida o ambos).
    El no laboreo previene las nuevas infecciones.

 

Evitar la propagación de campos ya infectados

  • Diagnosticar: Mapeo para conocer la dispersión del parásito y determinación racial en cada lugar.
  • Buenas Prácticas: Limpiar la maquinaria y cosechar los campos contaminados en último lugar.
  • Racionalizar las rotaciones:
    Diseñar rotaciones sostenibles.
    Incluir, cuando sea posible “Cultivos Trampa”.
  • Evitar la incorporación de la semilla de jopo mediante el no laboreo.
  • Soluciones de control:
    Usar la resistencia genética apropiada.
    Usar la tecnología Clearfield®.
    Usar la combinación de las dos anteriores.

Recomendaciones Syngenta:

SY Bento

Excelentes resultados en siembras precoces... y con tecnología Clearfield®.

SY Experto

Para expertos en el cultivo de girasol. El alto oleico con resistencia herbicida,...