You are here

Share page with AddThis

Opinión del experto | Elisa Viñuelas

 

El experto de hoy: Elisa Viñuela

Doctora ingeniera agrónoma por la UPM Catedrática de Entomología Agrícola en la ETSI Agrónomos de Madrid Especialista en control biologico y su compatibilidad con otras estrategias de control de plagas y en el manejo de márgenes de cultivos para aumentar la diversidad de polinizadores y enemigos naturales Coautora de la Guia de campo de los polinizadores de España. 2015. Aguado O, Fereres A., Viñuela E. - Mundi Prensa. Madrid Autora de cerca de 80 artículos en revistas indexadas, numerosos artículos en revistas con revision por pares y capítulos de libros nacionales e internacionales y varias monografías docentes

 

La importancia de la conservación de los polinizadores

Operación polinizador en la zona centro

Elisa Viñuela¹, Alberto Fereres², Celeste Azpiazu1, Ángeles Adán¹, Aranzazu Moreno², Miriam Gurpegui¹, Ignacio Morales¹, Orcar Aguado¹
¹UPM-ETSI Agrónomos-Unidad de Protección de Cultivos. ²CSIC- ICA. Dpto Protección Vegetal

Los polinizadores juegan un papel esencial tanto en los ecosistemas naturales como en los agrícolas, y su servicio ecológico ha sido valorado en Europa en unos 150 millones €/año. Las abejas son los polinizadores más abundantes y eficaces y en España, contamos con más de 2.500 especies. Unas abejas son sociales como Apis mellifera L. o los abejorros del género Bombus spp., pero muchas otras son solitarias. En especial las abejas sociales, pero también algunas solitarias, se crían masivamente y están disponibles comercialmente para la polinización de diversos cultivos, pues 1/3 de nuestros alimentos y algunos cultivos para fibra o biocombustible las necesitan directa o indirectamente.

Desde hace años, las poblaciones de la abeja melífera han empezado a disminuir alarmantemente en todo el mundo, a la vez que la superficie de cultivos que necesitan polinización va en aumento, lo que pone en peligro la producción y calidad de muchos de nuestros cultivos. Afortunadamente, cada vez hay más evidencias de que la polinización por abejas silvestres puede ser más eficaz incluso que la de la abeja melífera o complementar su acción, por lo que debemos contar con ellas.

                                                        
Megachilidae sobre caléndula

En Europa, el paisaje agrícola moderno se ha empobrecido y homogeneizado ya que la dimensión media de las explotaciones se ha incrementado. Consciente del problema, la política agraria (y por tanto los fondos económicos que se destinan para apoyarla) de la Unión Europea ha incorporado entre sus objetivos más inmediatos, la conservación del paisaje, la preservación de los recursos naturales y la cohesión territorial. Por ello, hoy en día, se están implementando distintas prácticas agrícolas encaminadas a mejorar la biodiversidad en el entorno del cultivo para potenciar la conservación de los polinizadores silvestres. Una de estas estrategias, es la siembra de plantas de flor en los márgenes de los cultivos, que proporcionan polen, néctar y refugio a los polinizadores y enemigos naturales de las plagas. Syngenta coordina una iniciativa europea, Operación polinizador, que comenzó su andadura en España en 2009 con la participación de varios organismo públicos y universidades de Madrid, Murcia y Andalucía.

En primer lugar los esfuerzos se dirigieron hacia la identificación de una mezcla de plantas de flor adaptadas a cada zona de estudio, que fueran nativas o naturalizadas de la Península Ibérica, que no compitieran con el cultivo ni fueran reservorio de plagas importantes, que pertenecieran a diferentes familias y que tuvieran diferencias en fenología y morfología para que pudieran atraer un elevado número de especies de polinizadores durante la estación. Además, estas semillas debían estar disponibles en casas comerciales a un coste asequible, para facilitar su utilización futura por los agricultores.

En la zona centro, la mezcla multifloral seleccionada inicialmente se optimizó durante 6 años, y se descartó las especies que presentaron mala nascencia o que compitieron mal o que no atrajeron a muchos polinizadores. Primero se probó en los márgenes de un cultivo de polinización anemófila y en secano (cebada cervecera) y después en un cultivo de melón en regadío tanto en pequeñas parcelas como en parcelas comerciales, estudiando las visitas de los polinizadores al margen y cultivo si éste era de polinización entomófila.


Margen floral en una parcela comercial de melón

Los principales conclusiones obtenidas en la zona centro son:

  1. Las 4 mejores especies de herbáceas para ser incluidas en los márgenes, en base a su potencial atractivo, cobertura floral y emergencia son Diplotaxis sp., Coriandrum sativum, Borago officinalis y Calendula officinalis
  2. El riego alarga considerablemente la duración de la floración del margen sembrado con flores.
  3. Las especies espontáneas pueden ser un problema por su abundancia y competencia con las especies de la mezcla floral.
  4. La presencia de infraestructuras ecológicas en la forma de márgenes sembrados con flores de floración escalonada y duradera, aumenta significativamente, el número y diversidad de polinizadores y otros artrópodos beneficiosos en la zona.
  5. Los polinizadores más abundantes son las abejas tanto sociales como solitarias, aunque también sírfidos, coleópteros y lepidópteros visitan las flores.
  6. Se han identificado, hasta el momento, 37 especies de abejas de 7 familias, 4 de ellas endemismos ibéricos, y aun hay material procesándose. Estos datos se han incluido en la Guía de campo de los polinizadores de España (O. Aguado, A. Fereres y E. Viñuela, 2015. Mundi Prensa, Madrid), de reciente aparición.
  7. Las abejas solitarias pequeñas (< 1 cm) de la familia Andrenidae y las solitarias de mayor talla (familias Andrenidae, Halictidae y Colletidae) han sido mas abundantes todos los años, que las abejas Megachilidae y Antophorinii, los abejorros o la abeja melífera, tanto en márgenes como en el melón.
  8. Las abejas solitarias pequeñas fueron las más abundantes a lo largo del ciclo del cultivo en la parcela comercial de melón, a pesar de la existencia de colmenas de Apis mellifera, por lo que parecen jugar un importante papel en su polinización.
  9. En las parcelas comerciales de melón que tenían un margen con flores, se observó una mayor presencia de polinizadores en las primeras filas del cultivo y a falta de concluir otros estudios, no se ha visto una influencia directa en la calidad y o productividad en base a los parámetros medidos (peso, cantidad de semillas, talla, densidad, grosor de la pulpa, jugosidad, pH, contenido en sólidos solubles).

En la actualidad, se sigue trabajando en los márgenes florales: diseño óptimo para su escalabilidad e influencia en el cultivo, así como en el diseño de refugios a base de cañas de bambú para abejas solitarias en las proximidades del cultivo, a fin de favorecer su anidación lo que se traduciría en una presencia más temprana en el mismo.