You are here

Share page with AddThis

Suelo

Un suelo fértil es fundamental para el desarrollo de los cultivos, pero todos los años se pierden inmensas cantidades en campos de cultivo debido a la erosión. Syngenta está contribuyendo desde hace años a combatir esta situación mediante diversas iniciativas a nivel nacional e internacional.

La lucha contra la erosión es un asunto prioritario en un país como España donde cada año se pierden toneladas de suelo fértil por esta causa, hasta más de 40 toneladas por Hectárea en algunas zonas y cultivos. La degradación del suelo se produce en todo tipo de suelos y cultivos, pero fundamentalmente en aquellos que presentan pendientes y se mantienen desnudos durante una parte del ciclo de cultivo.

Las técnicas empleadas para combatir la erosión y la degradación de los suelos se conocen como Agricultura de Conservación.

La Agricultura de Conservación puede definirse como “El conjunto de prácticas agrícolas que permiten el manejo del suelo para usos agrarios alterando lo menos posible su composición y estructura, y la biodiversidad natural”.

Existen numerosas técnicas para lograr estos objetivos tanto en cultivos herbáceos (mínimo laboreo, siembra directa) como en cultivos leñosos (cubiertas vegetales, mínimo laboreo, etc.), técnicas ya muy experimentadas que permiten alcanzar los objetivos deseados con excelentes rendimientos de cosecha.

La Agricultura de la conservación proporciona ventajas medioambientales y para el agricultor: económicas y agronómicas:

  • Mejora de la fertilidad el suelo: el suelo recupera su estructura, aumenta los niveles de materia orgánica y su balance de agua y nutrientes.
  • Mejora de la calidad de las aguas superficiales y subterraneas: al reducir los aportes de sedimentos, nutrientes y otros contaminantes.
  • Efecto sumidero de CO2 retenido en la materia orgánica no mineralizada.
  • Mejora de la biodiversidad: microfauna del suelo y fauna en general.
  • Disminución de costes en relación a la agricultura convencional.

Syngenta ha prestado desde siempre una especial atención a la difusión de la agricultura de conservación, participando activamente en diversos proyectos, tres de ellos dentro del programa europeo LIFE Medioambiente: Proterra, Doñana Sostenible y Humedales Sevillanos y a también a través de su pertenencia a organizaciones como la Asociación Española de Agricultura de Conservación (AEAC.SV) a la que pertenece desde sus inicios a mediados de los años 90.